Nutricionista

Nutri en Huaraz, conociendo la Laguna Llanganuco

Me llamo Carol Villanueva, nací en Lima y soy Licenciada en Nutrición por la Escuela Profesional de Nutrición de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, de lo cuál me siento sumamente orgullosa pues aquí inicia mi pasión por la nutrición; posteriormente hice cursos de especialización en nutrición pública, calidad e inocuidad alimentaria y los estudios de post grado en Gerencia de proyectos y programas sociales en la Universidad Peruana Cayetano Heredia.

He laborado en distintos ámbitos de la nutrición, inicié trabajando en investigación en salud, durante un tiempo fui encuestadora, luego diseñé las encuestas, capacité a los encuestadores y finalmente pude escribir los reportes de esas investigaciones para que más adelante se puedan diseñar proyectos de desarrollo social en función de la información disponible. Con el tiempo me tocó diseñar alguno de esos proyectos, ejecutarlo y ver como la realidad de cada familia o persona iba transformándose.

Tuve la oportunidad de trabajar en minas… si, aquellas de las que decimos tantas cosas, sin embargo descubrí que existe una forma de trabajo ambiental y socialmente responsable y justamente a mí me tocó trabajar en calidad de vida y responsabilidad social tanto interna, hacia los trabajadores como externa hacia las comunidades… tuve el sueño de diseñar programas de salud laboral, estos fueron creciendo y mejorando, incluso tuve un programa de radio. Aprendí muchísimo de salud ocupacional y el impacto del estado físico y de salud sobre la productividad de la empresa… se lograron muchos buenos resultados y fue una experiencia muy rica. Definitivamente en esta ruta hay aún muchísimo por hacer.

Me ha tocado también “estar en la cocina”, he aprendido mucho… quizás es una de las áreas más metódicas y donde se debe ser sumamente ordenado, todo debe funcionar de un modo tan correcto pues de no hacerlo pueden surgir serias complicaciones… es también una de las áreas donde se puede obtener una grata satisfacción, en especial cuando los clientes te hacen saber que se sienten como en casa y el reto es mantener esa sensación aún cuando se encuentren muy lejos de ella.

Inicie este espacio con muchas expectativas de poder contribuir en algo con todo lo que he aprendido para mejorar la calidad de vida de las personas, espero les guste y me acompañen en esta nueva aventura que inicia aquí con La Espinaca.